Aulas Culturales
Sábado, 1 noviembre 2014
Inicio
 
 
AULA UNIVERSITARIA DE ESTUDIOS DE LA GLOBALIZACIÓN, PAZ E INTERCULTURALIDAD

Han pasado más de diez años desde que se anunciara la era de la globalización. Este término, lanzado con éxito por expertos y economistas de prestigio reunidos en una de sus cumbres en la ciudad suiza de Davos, quiso resumir entonces la profunda interconexión fundamentalmente económica entre naciones y continentes, impulsada además por las nuevas fronteras abiertas a la Humanidad gracias a los avances espectaculares de la tecnología y el fin de la confrontación entre los bloques militares tras la implosión del llamado bloque socialista.

Pero la globalización nació poseída también de una importante carga ideológica, conocida bajo la expresión de pensamiento único. En síntesis, este pensamiento prometía un futuro a corto y medio plazo de bienestar económico, democracia política, justicia social, medio ambiente soportable y libertad cultural para el conjunto de la Humanidad, independientemente del nivel de desarrollo del que partiera cada país. El mercado, liberado de cualquier arbitraria medida estatal o camisa de fuerza política totalitaria, constituiría el motor del progreso para todos. Al mercado libre le acompañaría una sociedad creadora y políticamente democrática. El mundo, unificado de verdad por primera vez en la historia gracias a la dinámica del mercado y a los avances tecnológicos, caminaría hacia el progreso de forma desigual pero segura. 

El fenómeno complejo de la globalización implica importantes desafíos y nuevas oportunidades para la comunidad internacional y, en particular, para Canarias, especialmente sensible a los cambios internacionales, dado el carácter acusadamente extrovertido de su modelo económico.

A pesar de su importancia, no se había realizado en Canarias hasta hace muy poco esfuerzos significativos para valorar amplia y profundamente las nuevas realidades que comporta la mundialización y sus consecuencias sociales, culturales, políticas, tecnológicas y económicas para la sociedad canaria. También, a nivel mundial, no sobran foros amplios y participativos con fines propositivos y alternativos.

Desde una perspectiva constructiva, una reflexión desde Canarias sobre la globalización es especialmente interesante porque nuestras condiciones geográficas, históricas, etc, nos convierten en un laboratorio vivo de los procesos sociales mundiales. Aunque sea tópico, es preciso recordar que la fragilidad es una característica peculiar del espacio canario y también de nuestras estructuras sociales, económicas y políticas. Somos un mundo en miniatura extremadamente dependiente del exterior y cualquier bandazo brusco de las condiciones generales mundiales o zonales puede ocasionarnos perturbaciones indeseadas e incontrolables. Una reflexión desde estas Islas sobre la globalización nos urge como sociedad y también debe ser nuestra necesaria aunque modesta aportación a una toma de conciencia planetaria.

Con voluntad de servicio a nuestra comunidad universitaria y a la sociedad canaria, se persigue aunar esfuerzos para alentar un debate amplio, crítico y constructivo en la sociedad canaria sobre la globalización y sus implicaciones para el Archipiélago, capaz de sensibilizar y comprometer a nuestra ciudadanía en la búsqueda de respuestas a los retos y oportunidades que se nos presentan como pueblo, pretendiendo también que Canarias ofrezca a la comunidad internacional un espacio de reflexión y de iniciativa social sobre caminos de mundialización solidaria e igualitaria. Todo ello, en el marco de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en cuanto referente institucional de objetividad e independencia y desde la consideración de su compromiso con la sociedad canaria en la consecución de mayores y mejores cotas de progreso económico y tecnológico, desarrollo socio-cultural y político, y bienestar social y calidad de vida para nuestra comunidad.


CONTENIDO